SUEUM no recibe recursos públicos y por ello se amparó

El Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana () no recibe recursos públicos y por ello se amparó, para demostrar que las prestaciones recibidas se dispersan a través de cuentas bancarias, por lo que se maneja documentación, no el dinero en sí, explicó su secretario general, Eduardo Tena Flores.

La operatividad del sindicato, se sostiene con las cuotas de sus agremiados sindicales; es decir, dinero de los propios miembros que no tiene que transparentarse porque es un recurso salido de los bolsillos de los trabajadores, por ello, las cuentan se entregan a los mismos socios, que son recursos que se usan mayormente como fondos de resistencia.

Explicó que la transparencia es una obligación de todo organismo que recibe un presupuesto público y en el caso concreto del , los recursos públicos que ingresan son subsidios provenientes del Gobierno del Estado para solventar compromisos contractuales de la Universidad en conceptos como Ayuda Sindical, Estímulos de Puntualidad y Despensas en especie y todos estos son comprobados cabalmente de acuerdo a las normas establecidas, sin embargo, estos recursos son manejados por la autoridad universitaria, que es la instancia que recibe los montos económicos para que posteriormente lleguen a manos de los trabajadores.

Tena Flores recordó que en el 2013, la Auditoría Superior de solicitó información sobre la Ayuda Sindical y las despensas, misma que se le otorgó incluso las del año 2014, 2015 y 2016, sin problema alguno.

“No nos negamos a transparentar, es verdad que recibí también una solicitud de reunión por parte del Instituto Michoacano de Transparencia y Acceso de Información Pública, la cual no coincidió por cuestiones de agenda, pero no me la volvieron a reprogramar, tenemos todos los documentos en regla y los vamos a mostrar ante los medios de comunicación y ante este mismo instituto”, aseguró.

Expresó que “los sueumistas somos promotores de la transparencia y la rendición de cuentas en la Universidad. Porque diariamente nos percatamos de los excesos y abusos de la administración comandada por Medardo Serna. No estamos en contra de transparentar aquello que la ley nos indique, pero es necesario sanear las finanzas universitarias. Estamos siguiendo los cauces legales en lo que a nuestra parte respecta y buscaremos los caminos legales para dar certeza a nuestra autonomía sindical y aclarar rotundamente que no tenemos por qué dar cuenta de nuestros ingresos particulares, porque todos los socios aportamos con gusto las cuotas que dan vida a nuestro sindicato”.

Por tanto comentó que sería importante que la presidencia del IMAIP informe cómo tiene calificada a la Universidad Michoacana en transparencia.

Apuntó que sin duda, “la transparencia sigue siendo el Talón de Aquiles de la Universidad Michoacana, debido a la opacidad con la que se manejan los recursos públicos que ingresan a la institución y Medardo Serna pretende desviar la atención a su gestión, declarando que se exija transparencia a los sindicatos, mientras la administración universitaria se encuentra en un caos catastrófico en materia financiera”.


Compartir