Se unieron 20,000 trabajadores, marchan en Michoacán

Como un hecho histórico, las calles de la ciudad testificaron el paso de miles de trabajadores del sector educativo michoacano así como de alumnos de la máxima casa de estudios del estado.

Se trató de una veintena de gremios sindicales unidos por una misma exigencia: atrasos millonarios en aguinaldos y prestaciones.

Aproximadamente son mil millones de pesos los que la administración de Silvano Aureoles Conejo debe a sindicalizados y personal de contrato por lo anteriormente dicho.

Es así como puede verse que serán insuficientes los 400 millones que Carlos Maldonado Mendoza, titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (), aseguró que se pagarían este 11 de enero, ya que tan solo para la Universidad Michoacana están haciendo falta desde el 20 de diciembre, 350 millones de pesos.

Aureoles Conejo, declaró ayer en un encuentro con representantes de algunos medios de comunicación, que a la institución benemérita y centenaria se le harían llegar los recursos la semana entrante.

Con ese panorama este día desde poco antes de las 10:00 horas, cientos de asalariados y estudiantes de la máxima casa de estudios del estado comenzaron a reunirse en las inmediaciones del centro deportivo Venustiano Carranza.

A los pocos minutos ya eran miles quienes marcharon en una línea recta hasta llegar a Palacio de Gobierno y realizar un mitin inédito.

Y es que a pesar de que varios aspectos los unen, hasta el momento no se habían puesto de acuerdo para formar un mismo cuerpo de protesta, lo que podría ir prefigurando una especie de frente multitudinario con agendas comunes.

El Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana () fue uno de los que marchó a lo largo de los poco más de 300 kilómetros de la ciudad junto con el de Profesores (), el Frente Estatal de Sindicatos de Educación Media Superior y Superior (), la sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación () y el Frente Cívico Social ().

Es de hacer mención que horas más temprano en la entidad y la capital de la misma, también se efectuaron tomas en oficinas de rentas y la por parte de algunos de los ya mencionados.

La molestia de los gremios se ha venido acumulando de la misma forma que la deuda silvanista y aunque ayer el mandatario michoacano hizo un recuento de algunos bonos que se les pagan a los sindicalizados y que calificó de abusivos, en esta ocasión se trata de aguinaldos y prestaciones también marcadas no solo por el Contrato Colectivo de Trabajo () sino por las leyes estatales y federales del caso.

En un tono alto, Aureoles Conejo recalcó este miércoles por ejemplo el bono a la puntualidad como uno de los que consideró inconcebibles de cubrirse, sin embargo, de acuerdo a lo manifestado por los sindicatos, además de los dos o tres aspectos mencionados por el mandatario estatal, también existen múltiples adeudos por salarios a eventuales, apoyos a programas como el del Centro de Desarrollo Infantil (), despensas, pago de lentes, procesos de jubilación incumplidos o a medio concluir, aulas sin maestros y la devolución del Impuesto Sobre la Renta () que a los trabajadores de la Secretaria de Educación en el Estado () les fue descontado de las dos partes del aguinaldo y se les prometió devolver.