Se prevén más cambios en estructura de administración nicolaita

La administración nicolaita ésta inmersa en su cuarto y último periodo, enmedio de logros ponderados y problemáticas no siempre reconocidas en plenitud.

A este marco se le añadirá de forma inevitable la lucha interna por ocupar el sitio que actualmente tiene Medardo Serna González como rector así como las posiciones de los funcionarios que le acompañaron a partir de que asumiera dicha posición.

Antes de Serna González representó a la Casa de Hidalgo Salvador Jara Guerrero quien sería enseguida gobernador interino de la entidad y posteriormente subsecretario federal de educación superior, para finalmente trabajar en apoyo de la candidatura de José Antonio Meade.

Es así como de forma previsible se espera que quien releve al actual representante legal sea buscado dentro de la misma estructura que lo acompaña.

Es así de preverse que los movimientos políticos internos y externos de la institución benemérita y centenaria se den con mayor fuerza en este 2018 con participación de las fuerzas que la componen, es decir, las del propio círculo de Serna González, las sindicales y las de los partidos políticos que también juegan un papel en este tipo de procesos, sin dejar de lado la intervención del gobierno estatal.

Ello se unirá a otros aspectos igualmente complicados, como son la falta de recursos ordinarios a partir de octubre, la intención nuevamente de llevar a cabo reformas en el sistema de jubilaciones y pensiones y la muchas veces empantanada relación entre la administración nicolaita y las dos organizaciones sindicales mayoritarias.

Es de preverse que todo esto se refleje en movimientos visibles no siempre claramente relacionados de manera directa con lo anteriormente dicho pero que sin duda son parte de las relaciones de poder que como en cualquier espacio público importante existen.


Compartir