Oportunidad en México para mostrar fuerza y pertinencia de las candidaturas independientes; ocho decenas se registran en Michoacán

Hace un sexenio las candidaturas independientes fueron posibles en México.

Respondieron así a un hartazgo y una necesidad, ya que muchos ciudadanos no sentían una verdadera opción en los institutos políticos tradicionales.

Desde entonces a la fecha se han forjado historias dignas del análisis para llegar a un equilibrado juicio de lo sucedido.

Este 2018 reviste características especiales para México: expectativas en más de un aspecto e incertidumbres que al paso de los meses irán tomando forma y rumbo.

Es innegable que las y los candidatos independientes o ciudadanos, han jugado y jugarán un papel importante.

y Nuevo León fueron dos de los gobiernos en donde pudo triunfar este tipo de opción política y ahora quienes los encabezaron buscan la reelección en el primer caso y la presidencia de la república en el otro.

82 personas se han registrado en el estado gobernado por Silvano Aureoles Conejo para contender desde la independencia.

No han sido pocos los aspirantes en el país que han lanzado críticas a los requisitos para estar en las boletas electorales aunque analistas lo han visto con buenos ojos para filtrar las opciones que de otro modo además de multiplicarse caóticamente serían asaltadas por perfiles sin verdadero arraigo y trabajo ya sea político o social.

Yankel Benítez Silva, es uno de los ejemplos de éxito, al lograr las firmas que el Instituto Nacional Electoral (INE) determinó. El exfuncionario del gobierno municipal se ha dicho confiado en que el cansancio de los morelianos por la partidocracia lo llevará a ocupar un lugar en el Congreso Local.

De ese modo, a lo largo y ancho de la República Mexicana, las y los aspirantes siguen buscando obtener las firmas necesarias de la ciudadanía en edad de votar y así poder mostrar que las candidaturas independientes son y serán una opción verdadera que llegó para instalarse en el tablero político de forma permanente.


Compartir