Latente Huelga en el Sector Educativo de Michoacán para el mes de Abril

El gobierno de Silvano Aureoles Conejo a la fecha, mantiene adeudos del 2017 con algunas dependencias del sistema educativo.

Para dar a conocer lo anterior, la mañana de este martes ofrecieron una rueda de prensa organizaciones sindicales agrupadas en torno al Frente Estatal de Educación Media Superior y Superior ().

También exhortaron a la administración Estatal para que dentro de los cambios que a causa del proceso electoral está haciendo en algunas direcciones, se privilegie ante todo la capacidad y el proyecto académico, fuera de intereses meramente políticos en perjuicio del funcionamiento de las instituciones.

Eduardo Tena Flores, dirigente del , destacó que aún se deben 9 meses de la ayuda sindical de despensas, mientras que el rector de la Universidad Nicolaíta no se ha presentado ante los trabajadores para resolver la problemática, por lo que exigió que las autoridades universitarias se pongan a “negociar de manera seria” y con ello se resuelva la problemática, de los contrario estaría estallando la huelga el 18 de abril.

Finalmente Gerardo Bolaños Jiménez dirigente del , informó que existe el ofrecimiento por parte de la secretaría de gobierno, para sostener una reunión antes de que concluya la presente semana entre los gremios y las secretarías de finanzas y educación.

Existe confianza de que dicho encuentro no sea únicamente para dialogar sino que por medio de él se tomen las determinaciones necesarias para cubrir lo adeudado.

Y es que de no ser así, por lo menos siete gremios del sector podrían estallar una huelga para el próximo 17 del presente mes.

Además de lo ya comentado hace falta una revisión de violaciones contractuales ajuste de salarios y aspectos afines, para lo cual únicamente se tienen siete días.

Bolaños Jiménez vio como un hecho positivo la disposición del gobierno de Aureoles Conejo para llevar a cabo una reunión, sin embargo subrayó que deben salir de ésta acuerdos concretos y un calendario de pagos, de lo contrario podría iniciar un paro generalizado de labores que repita y profundice el escenario conflictivo del año anterior.