Diputados de Morena y PT logran anulación de nuevos impuestos

12 de febrero a las 10:20 882

Morelia, Michoacán.- A poco más de un mes que los diputados de Morena iniciaran la lucha legal contra las cargas fiscales aprobadas para entrar en vigor este año, el pleno del Congreso del Estado votó de manera unánime a favor de derogar los llamados impuestos cedulares y notariales; no obstante, el legislador Alfredo Ramírez Bedolla aseguró que continuarán avanzando en la ruta jurídica para anular otros conceptos de recaudación.

Los impuestos que fueron anulados en la sesión extraordinaria que celebró este día la LXXIV Legislatura son: sobre ingresos de las personas físicas, por prestación de servicios profesionales, por uso o goce temporal de bienes inmuebles, por actividades empresariales, y por negocios jurídicos e instrumentos notariales.

Durante su intervención en tribuna, Ramírez Bedolla recordó que el Grupo Parlamentario de Morena no sólo votó contra la política fiscal propuesta por el Gobierno del Estado, con el argumento de que la creación de impuestos afectaría la economía del estado y de los ciudadanos en particular, también promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una acción de inconstitucionalidad orientada a la anulación de la miscelánea fiscal por la vía jurídica.

Alfredo Ramírez reconoció la apertura del Ejecutivo del estado a escuchar los argumentos de Morena, y promover una reforma a la Ley de Hacienda de Michoacán que se suma a la iniciativa presentada por el panista Antonio Salas Valencia para derogar los gravámenes cedulares y notariales; sin embargo, lamentó que no se haya considerado la propuesta de enmienda de su Grupo Parlamentario para cancelar también las cargas fiscales sobre nómina, por hospedaje, y los llamados impuestos ecológicos.

El también presidente de la Junta de Coordinación Política advirtió que de mantenerse los llamados impuestos ecológicos, se vulneraría a las finanzas de los Ayuntamientos, y citó como ejemplo al municipio de Uruapan, donde se recolectan diariamente alrededor de 450 toneladas de basura, por lo que gastaría alrededor de 16 millones de pesos en pagar el impuesto por el depósito y almacenamiento de residuos sólidos.

Añadió que con el impuesto por extracción de materiales también se elevaría el costo de inversión en obra pública, en detrimento de las finanzas municipales y del propio Gobierno del Estado, ya que cada kilómetro de carretera aumentaría entre 129 mil y 150 mil pesos.

“Queremos ser insistentes en nuestro planteamiento inicial: es necesario que desaparezca la totalidad de los impuestos injustos aprobados por los legisladores que hicieron caso omiso del clamor ciudadano”, expresó Alfredo Ramírez.

Finalmente, el coordinador de los diputados de Morena subrayó que el grupo parlamentario que lidera no pretende ser un obstáculo a la gestión del Ejecutivo del estado, pero sostiene que existen diversas formas de aumentar el presupuesto público sin afectar a sectores productivos y ciudadanos; “la eliminación de gastos superfluos y una recaudación eficiente de los impuestos existentes, son herramientas para obtener recursos requeridos para la labor gubernativa”, afirmó.