CNTE toma ayuntamientos simbólicamente en Michoacán

Más de una decena de presidencias municipales fueron el espacio elegido este miércoles para la manifestación por parte de la sección XVIII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación ().

A pesar de lo dicho por el gobierno de Silvano Aureoles Conejo en sentido contrario, los sindicalizados han venido enumerando una serie de adeudos millonarios y atrasos administrativos ante lo que no cederán en su presión ya que consideran que de otro modo no se les toma en cuenta.

La razón por la que determinaron realizar mítines en los ayuntamientos así como ingresar a los mismos en comisiones se debe a que según sus palabras, los gobiernos locales han manifestado su apoyo a la además de apoyar como enlaces para ver resueltas sus demandas e impedir que se les reprima.

Este es uno de los puntos álgidos que reclama el magisterio disidente, luego de la serie de aprehensiones ocurridas la semana pasada, algunas de las cuales se dieron en contextos de violencia y agresión a los derechos humanos.

Redactor estuvo presente este 31 de enero en la calle donde se encuentra la Presidencia Municipal de la ciudad capital y constató la llegada de varias decenas de manifestantes que llegaron desde , Puruándiro y .

De esta última localidad es un maestro de secundaria al que este medio informativo entrevistó para conocer el pensar y sentir de quienes de manera directa se han visto afectados por los adeudos y problemáticas que padece el sector educativo en su conjunto.

“Estamos el día de hoy en este espacio público para manifestar las exigencias que el magisterio y las organizaciones sociales están haciendo al gobierno de Michoacán”.

En afán de abundar en las demandas, agregó que se trata de adeudos a trabajadores eventuales, falta de maestros en las aulas y pagos a terceros sin realizar.

Esta no es sólo una lucha magisterial sino social, detalló, por lo que estarían esperando que sea en este sentido que el estado atienda sus pendientes.

“Como maestros nos damos cuenta día a día cuales son las necesidades de los padres de familia porque los vemos llegar diciendo: maestro, permítame tantito, aguántame con el material de mi hijo, no puedo comprarlo”.

Esto se debe a una crisis que afecta a la ciudadanía en general, no sólo a los profesores, crisis que a quienes nos gobiernan no parece importarles, lamentó, ya que los impuestos y otras medidas que violentan la economía personal redunda en una calidad de vida en penuria.

Es así como la sección XVIII realizó este miércoles una más de sus jornadas de protesta y presión iniciadas desde el jueves antepasado sin que parezca encontrarse la respuesta puntual y no meramente declarativa que esperan hacia sus demandas.